Dicen que un bogotano gasta alrededor de 20 años de su vida encerrado en un bus. Muchos yendo o volviendo de un trabajo en el que, por el motivo que sea, no se sienten satisfechos.

Lo mismo me pasó a mí, sin saber que la solución estaba en mis manos.

Después de 7 años defendiendo al Estado y buscando empresas dónde crecer como persona y como profesional, que valoraran las ganas que tengo de aprender y que me permitieran tener estabilidad económica y laboral, no encontré ninguna que reuniera esta fórmula.

Aunque de dinero no me puedo quejar, ese sueño laboral no va con mi personalidad. Nunca me trasnochó, si me permiten la palabra. Siempre me ha gustado emprender, crear, dirigir, aprender y ganar, aunque esto implique perder a veces. Y esto, nunca lo encontré en una posición laboral.

Entonces ¿por qué seguir intentando algo en un campo en el que la vida se ha encargado de demostrarme que no encajo?, ¿por qué, teniendo las habilidades para ofrecer algo mejor a la sociedad, sigo tocando las puertas equivocadas? Me pregunté.

Y la respuesta llegó un día normal en el que, irónicamente, estaba buscando la dichosa estabilidad laboral. Simplemente, decidí dejar de evadir mi felicidad: si el mundo no se ajusta a ti, crea tu propio mundo leí en algún lado. Y así, decidí dejar de lado tantas excusas y poner mi inteligencia, conocimiento, experiencia y valores al servicio de los demás.

Hoy nace David Peñuela Oficina Legal; un sueño hecho realidad.

Hoy decidí crear mi propia firma de abogados, con base en mis propios principios, valores y visión de la sociedad que me enseñaron mis viejos.

Hoy nace una opción eficaz, fresca, contundente, sincera y honesta para aquellos que buscan un servicio humano y distinto al típico abogado.

Si por algún motivo crees que vale la pena leer estas líneas, te agradezco me apoyes compartiendo esta publicación. También puedes entrar a www.dpoficinalegal.com .

PD: Les aseguro que más de una empresa deseará haberme contratado, porque ahora estoy del lado de ustedes.

foto-lanzamiento-esta-es-nuestra-historia

David Peñuela Oficina Legal